viernes, 20 de octubre de 2017



Es muy común escuchar historias sobre lugares o edificaciones encantadas, quizás porque tuvieron un pasado bien oscuro donde murieron muchas personas. Por lo general, se dice que todos estos sitios poseen una energía negativa que es capaz de hacer manifestar a los espíritus o fantasmas que permanecen en dicho lugar. En todos aquellos lugares donde ha habido asesinatos, suicidios u otras tragedias.
Sanatorio Durán, Cartago, Costa Rica. 

El hecho de que este lugar esté en esta lista no es porque los hospitales estén de moda, sino porque desde hace muchos años ha sido reconocido como uno de los lugares con más leyendas y comentarios sobre apariciones. Es un complejo de edificios situado en Tierra Blanca de Cartago, una zona aislada y montañosa del Valle Central que, junto al clima fresco y nuboso de la región
Lo hacen ciertamente espeluznante. Si bien hay que pagar unos 3 dólares al cuidador de la zona para poder hacer una visita, merece totalmente la pena. En sus orígenes fue un hospital para tuberculosos de primer nivel, uno de los mejores de latinoamérica, hospicio de menores y prisión.
Después del devastador resultado que tuvo en el complejo la erupción del volcán Irazú en el año 1973, el edificio quedó en el olvido lentamente, salvo por algunos supuestos grupos de satánicos que acudían al lugar a realizar ciertas actividades y grafitis espantosos en sus paredes. Por eso se constata como la edificación con mayor energía negativa del país. Algunos fenómenos paranormales se recogieron en un artículo del Diario Extra del 4 de octubre de 2008, donde se mencionan espíritus de monjas, tuberculosos y doctores que rondan todavía el sanatorio.
Torres del Sisal, Venezuela

Fue un proyecto desarrollado durante la administración de CAP 1 hace ya más de 30 años, y las habladurías dicen que tuvo que ser interrumpido por las graves faltas de seguridad que tenía, tales como la inestabilidad del terreno y la carencia estructural de la misma ante una posible catástrofe sísmica. Dicho proyecto contaba con 10 torres de 25 pisos cada una, pero solo llegó a
la primera etapa. Los habitantes locales de la zona dijeron que el primer suicidio que se produjo en el lugar fue el del manager del proyecto, que había quedado en quiebra después de gastar todo el dinero en el mismo.

Fue a partir de entonces cuando un aura de tenebrosidad asoló esa zona, tiñendo de sangre sus paredes sin acabar, ya que desde el momento de su paralización, se han documentado aproximadamente 30 suicidios. Asimismo, los residentes han dicho en ocasiones que en ciertos momentos del día y de la noche se pueden ver figuras moviéndose entre las columnas de las torres, y que incluso se pueden oír voces y gritos provenientes de las mismas. La leyenda dice que una de las voces le dice a sus víctimas: “Lánzate que tu vida no vale nada”. También se han encontrado restos de rituales satánicos, animales sacrificados y un largo etcétera.
Sanatorio de Atalaya, Ciudad Real, España

El famoso cerro La Atalaya de Ciudad Real también se constituyó como centro de tuberculosos, teniendo hechos extraños a lo largo de su funcionamiento. Sin embargo, la instalación no se usó demasiado, ya que se colocó en ese lugar para aprovechas las condiciones de luz y ventilación natural. Cuando se clausuró, el edificio fue transformado en un psiquiátrico infantil, por el
cual se menciona a una chica espectral que aparece en algunos de los pasillos del mismo. Asimismo ha habido casos de avistamientos de la Virgen María, luces celestes y repentinas nieblas.

Por si fuera poco, también se tiene en cuenta los horribles y enormes fusilamientos que se llevaron a cabo en aquel páramo durante la Guerra Civil española de 1930. Sin embargo, en la noche del 27 de abril de 1987, un guardia civil llamado Isidro Mejías mató a tiros en el cerro a una pareja de jóvenes que habían ido de picnic al campo. Después, Mejías se suicidó de un balazo en la cabeza, completando el trío de muertes de aquel oscuro día. Así fue como se le dio al lugar el título de tenebroso y peligroso, ya que dicha noticia conmovió a toda Ciudad Real.
Hospital del Tórax, Terrassa, Barcelona, España

Es un antiguo hospital que contuvo paciente con enfermedades respiratorias graves de 1952 a 1997, pero ahora es el parque Audiovisual de Cataluña. En los años 50, el Ministerio de Sanidad de España construyó un hospital donde se reclutaría enfermos de cáncer de pulmón, fibrosis o tuberculosis que había en Cataluña. Se colocó en Terrassa porque cerca está el bosque de Pineda,
que posee un aire fresco y puro que vendría bien a los pacientes. Se dice que fue el lugar con los índices más altos de suicidio del país, ya que los enfermos se arrojaban desde la novena planta hacia el jardín.

La dolorosa y lenta muerte que tenían que sufrir los pacientes les hacía sentir una angustia que les provocaba suicidarse en muchas ocasiones, pero muchos lo hacían simplemente al saber que sus familiares querían deshacerse de ellos. En el año 2004, la policía de Cataluña detuvo a un hombre que había robado de las instalaciones un feto conservado en formol, lo que hizo nacer a la leyenda de que en la planta 5 se conservaban restos humanos, aunque nunca se ha comprobado. Lo normal es que se hicieran pruebas en la lucha contra la tuberculosis. Asimismo, han acudido programas de investigación paranormal al lugar para estudiar las voces, fantasmas y rituales que se dijeron haber visto en dicha zona. No cabe duda de que fue un lugar realmente aterrador.

Hotel El Salto, Tequendama, Colombia

Ubicado sobre el río Bogotá se encuentra el hotel El Salto, que fue abierto en 1924 y cerrado en 1990. Se dice que está embrujado pero lo cierto es que nadie ha acudido a la zona para comprobarlo por miedo a lo que pueda pasar. Igualmente se dijo que su clausura se debió a la contaminación del río. Después de pasar por varias manos, finalmente se decidió dejar
como un museo, pero eso no quita que se hayan documentado severos suicidios en la zona…


Esto se debe a que la altura a la que está situada el hotel es de 157 metros hasta el río, sobre un abismo rocoso. Debido a toda esa cantidad de conjeturas sobre los suicidios, se alimentó a la leyenda de que merodean por la zona gran cantidad de fantasmas y demás entes paranormales. Algunos turistas y viajeros también han hablado sobre alguno de estos hechos. Sin embargo, a los expertos en la materia no les sorprende que pueda ocurrir algo paranormal, ya que piensan que la atmósfera en la que se encuentra el hotel es idónea para ciertas “materializaciones” 


Compartelo en:
Recomendados